El secretario de DDHH de La Rioja, Delfor ” Pocho” Brizuela, manifestó su solidaridad, con la familia de Alberto Ledo y sus querellantes particulares, a quienes se les rechazó, un pedido de recusación a dos de los magistrados, que integran el Tribunal Oral Federal que juzga la desaparición del conscripto Ledo.

El pedido tiene una razón fundada: la manifiesta parcialidad de los dos jueces recusados, Casas y Gimenez Montilla, quiénes a lo largo del juicio oral, han aceptado la incorporación de pruebas solicitadas por las defensores de los imputados y sistemáticamente han negado los pedidos, en igual sentido, por parte de los querellantes.

Esta doble “vara” es una manifiesta posición de parcialidad,que resiente la recta y sana administración de justicia, a la que se suma, la resolución negativa a la recusación, por el voto de ambos magistrados recusados, sin integrar a otros con el no recusado a fin de no incurrir en el vicio de ser juez y parte en este incidente y por consiguiente afectar de nulidad la misma resolución.

Toda esta secuencia de improlijidades, hacen temer a la familia de la victima y sus abogados, como a todos los que procuramos Justicia, que se está montando un escenario de impunidad con final anunciado de absolución para los imputados, finalizó el Secretario Brizuela.