Ciro Reynoso Lara luchó contra una terrible enfermedad : leucemia linfoide aguda y el año pasado recibió el trasplante de médula ósea en el hospital Privado de Córdoba, en un procedimiento sencillo que duró una hora. “No hubo  ninguna complicación de las que se esperaba porque había un alto porcentaje de probabilidades de que haga algún efecto como arritmia, un cuadro respiratorio, fiebre, y en realidad no pasó nada de eso”, expresó emocionada y con gran optimismo.

Sus padres habían iniciado una campaña por Facebook denominada “Un donante para Ciro”, para concientizar sobre la importancia de la donación. Por eso hoy a un año de “su nueva vida”, Ciro celebró en el centro de la ciudad el milagro de una nueva oportunidad de vivir.

https://www.youtube.com/watch?v=rdDtDvB6i6Y&feature=youtu.be