Lo que debería haber sido una fiesta, se convirtió en un escándalo, del que Carlos Menem fue un actor involuntario.

Un grupo de familiares de víctimas llegó al acto central por el Día de la Fundación de La Rioja, para manifestarse pidiendo Justicia aprovechando que en el evento, que se realizó en el Parque de la Ciudad, estaba presente el Gobernador junto a otras autoridades provinciales y nacionales. Si embargo la policía de la Provincia acordonó el lugar y no dejó acercarse a ninguno de los manifestantes con pancartas.

Cuando la policía rompió el cordón humano y los manifestantes pudieron pasar, ya era tarde, la mayoría de los funcionarios y medios de prensa ya se habían retirado. Fue entonces cuando un miembro de las Madres del Dolor, vio que un auto de un alto funcionario salía saludando a la gente y decidió pararlo para hacer llegar su reclamo.

Resultó que en el automóvil se trasladaban el ex presidente y actual senador, Carlos Menem y su hija Zulemita; a quienes no estaba dirigido el reclamo. Sin embargo comenzaron las corridas y la policía detuvo a varios de los que participantes de la protesta.

“Nosotros sólo queríamos manifestarnos en paz y no nos dejaron. No sabemos de donde vino la orden, pero la policía acordonó en lugar y no pudimos hacer oír nuestro reclamo de Justicia”, explicó Mirta Collante, madre de Marito Taborda.

“El gobernador y sus funcionarios son insensibles a nuestro reclamo, nosotros también somos riojanos y sólo quería que nos escuchen”, dijeron los manifestantes.

 

https://www.youtube.com/watch?v=BomM7IUldGQ&feature=youtu.be