Familiares y amigos de Rodrigo Álamo marcharon ayer en Plaza 25 de Mayo para reclamar que la Obra Social de la Provincia, APOS, brinde la cobertura para tratar la  hemoglobinuria paroxística nocturna, que necesita  una medicación importada, que la obra social se niega a dar a pesar de la resolución de la justicia.

Esta enfermedad mata los glóbulos rojos, lo que lo deja en una anemia crónica y al no tener la medicación él puede morir por una trombosis.

Rodrigo fue diagnosticado en el 2011 con hemoglobinuria paroxística nocturna y requiere una medicación especial que es traída especialmente desde Inglaterra. Hay una resolución de un juez federal que ordena a Apos y Unión Personal a cubrir la medicación por el tiempo que sea necesario.

Sin embargo, en los últimos meses ninguna obra social le suministra los medicamentos y al no tener el tratamiento adecuado su salud se ve seriamente perjudicada, por lo que actualmente permanece internado en Buenos Aires.

https://www.youtube.com/watch?v=hRAEXHQkpJc&feature=youtu.be