Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito nos convocamos este #28S, día de acción por la despenalización y legalización del aborto en América Latina y el Caribe y en todo el mundo para seguir luchando por nuestros derechos.

En el último año y medio hubo importantes avances en nuestra región como la legalización del aborto en nuevos estados mexicanos, la resolución de la Corte Constitucional de Colombia y la gran marea verde en Chile que va a seguir accionando porque no se renuncia a lo que se entiende como un derecho. Aun así, países como El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y República Dominicana ostentan tristemente las legislaciones más restrictivas en materia de aborto, llegando a la prohibición total, lo que configura una grave vulneración a los derechos humanos de mujeres y niñas.

Es frecuente en estos países la criminalización por eventos obstétricos adversos, situación que también registra casos en Uruguay y en nuestro país, aisladamente.

En Argentina, tras décadas de lucha y 17 años de activismo organizado en esta alianza federal que es la Campaña, conquistamos la actual Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo. A menos de dos años de su aprobación se avanzó significativamente hacia su cumplimiento aún en el marco de la pandemia. La ley está vigente en todo el país y se incrementó el acceso al derecho al aborto, pero sabemos que no es suficiente pues la aplicación de la ley es dispar según los territorios y todavía subsisten muchos obstáculos. Por eso seguimos en Campaña.

Porque es necesario difundir por todos los medios el contenido de la Ley 27610, para que pueda ser apropiada como un derecho -sin estigmas- y garantizada, con presupuestos acordes, por los sistemas públicos y privados de salud como una práctica más. Es urgente impedir que la objeción de conciencia sea utilizada para imponer gestaciones forzadas y que se criminalice a las, los y les profesionales que garantizan derechos. Es importante fortalecer la difusión del 0800 222 3444 y ampliar su capacidad de respuesta.

Seguimos en Campaña porque es prioritario garantizar la continuidad y la ampliación de la entrega de mifepristona para todos los casos que lo requieran, así como avanzar en la capacitación y en los compromisos institucionales para contar con el método AMEU en todo el país. Es preciso el cumplimiento de la ley de Educación Sexual Integral en cada escuela, en todos los niveles y durante todo el ciclo lectivo, para que no haya más niñas madres y para posibilitar el derecho a decidir.

Todos estos aspectos son responsabilidad primaria de las diferentes gestiones de gobierno en todos los niveles del Estado y motorizar esta lucha es nuestro compromiso permanente. Seguimos en Campaña porque los sectores conservadores en nuestro país y en el mundo tienen la decisión de derogar derechos conquistados por mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias, como sucedió en Estados Unidos con la restricción del derecho al aborto. Frente a esto, reafirmamos la vigencia de nuestra lucha global para sostener, avanzar y conquistar nuevos derechos.

Este 28 S un solo grito global por el aborto legal

Educación sexual para decidir

Anticonceptivos para no abortar

Aborto legal para no morir